Buscar en este blog

viernes, 4 de junio de 2010

LA GULA

Su gran pecado, la gula,
es poco lo que le importa,
con pescado, carne o torta
al cerdo comiendo emula.

Engullendo gesticula,
como animal se comporta
y después se reconforta
bien sentado en su gandula.

Su deporte favorito
se hace en silla de salón,
en sofá bien mullidito,

recostado en un colchón,
o posando su culito
en un blandito sillón.

Se dice que es bendición
el comer y no engordar
y yo lo quise probar…
¡No soy de esa condición!

De "Poemas do Piteira (I)"
Safe Creative #1009087278110

No hay comentarios:

Publicar un comentario