Buscar en este blog

martes, 4 de enero de 2011

ESPERANDO A LOS REYES MAGOS

Mi niño está sonriente,
llega la noche esperada
entre algodones mimada
por su mirada inocente.
Vendrán después desde oriente,
en sus carrozas montados,
unos magos coronados
que espera con alegría,
pues le traerán ese día
sus deseos más soñados.