Buscar en este blog

viernes, 29 de octubre de 2010

CANCIÓN DE MELANCOLÍA

.
¡Cuánto dolor de mañana
y fragancias de jazmín!
¡Cuánta luz en mi ventana!

Yo preguntando por ti
pregunto a la madrugada,
pregunto al ocaso al fin:
¿A dónde fuiste amor mío
cuando te fuiste de mi?

Te llevaste mi sonrisa
y las ganas de vivir.
Vuelve, amor mío, vuelve,
ven de nuevo junto a mi,
mira que si tú no vuelves
yo de amor he de morir.

¡Cuánto dolor de mañana
y fragancias de jazmín!

Así estos versos cantaba
mientras andaba la vida,
mientras caminos andaba
con pasos a la deriva.

Curtido el rostro de viento
y de sol del mediodía
se le secaron los ojos,
lágrimas ya no tenía,
que en otro tiempo lloraba
cuando estos versos decía.
Mucho lloró por su amada
cuando ella no le quería;
mucho por su amor lloraba,
un amor que ya no había.

Ahora tan sólo canta
canción de melancolía
mientras va andando caminos,
mientras va andando la vida.

Safe Creative #1010257681470

martes, 12 de octubre de 2010

A DON MIGUEL

                         I

¿Qué los molinos alcanza?
Una lanza.

¿Qué caballo monta al fin?
Un rocín.

Y ¿Qué vence su temor?
¡Su valor!

De Dulcinea el amor
buscaba Alonso Quijano,
adarga antigua en la mano,
lanza, rocín y valor.


                      II

¿Qué provocaba tristura?
Su figura.

¿Qué se quedó sin enmienda?
Pues su hacienda.

¿Qué le causó desazón?
¡La razón!

Mas no perdió la ilusión
que en aventuras tuviese
aunque por ellas perdiese
figura, hacienda y razón.


                     III

¿Quién gozaba con el rancho?
¡El buen Sancho!

Y ¿por qué sufría chanza?
Por la panza.

¿Qué nos dejó su reflejo?
¡Ovillejo!

Quedóse el mundo perplejo.
que en su Quijote, Cervantes,
puso además de gigantes,
Sancho, panza y ovillejo.

Safe Creative #1010117551905