Buscar en este blog

martes, 18 de agosto de 2015

SONETO A UN OLVIDO



Un soneto va en tu mirada triste
y en tus labios se van tristes sonidos,
quedos, graves, calientes, doloridos
que el aire impregnan desde que te fuiste.

Un recuerdo perdido me ofreciste

entre aromas de almendros coloridos
y en el alma quedaron desvestidos
secretos del amor que tú me diste.

Yo maldigo el aroma y el recuerdo

y maldigo aquel tiempo en que me amaste,
pues pensarte  me duele y yo me pierdo

en ese gran dolor que me dejaste.

Es mejor ser un loco que estar cuerdo
en el mundo que tú me regalaste.





1 comentario: